Sobre ruedas

(Este post se publicó originalmente el 27 de julio de 2008)

Esta semana calurosa que terminamos me ha recordado, por varios factores, a mi infancia, y el punto culminante ha sido la victoria de mi tocayo y paisano Carlos Sastre. He viajado al pasado, a las tardes de verano en casa, sentado en un sofá con mi padre, al calor sofocante avivado por la televisión y, como no, a las retransmisiones del Tour de Francia.

Todos en menor o mayor medida hemos vivido el Tour de Francia, esa carrera que siempre se le quedaba grande a “La Vuelta”. Cualquiera por poco que sea aficionado al ciclismo recuerda nombres o palabras míticas del ciclismo como “tete de la course”, “Reynolds”, “KAS” o aquellas melodías de “La Vuelta” como el “me estoy volviendo loco”, o “no tengo tiempo”… por no hablar de los grandes ciclistas de aquella época.

Pero este Tour es diferente, lo ha ganado alguien que llevaba mucho tiempo mereciéndose una gran victoria, un ciclista siempre tapado, olvidado injustamente por la prensa, que ha mantenido durante años una regularidad que ya quisieran para sí casi todos los miembros del pelotón y que ahora, al final de su carrera ha logrado llegar el primero. Un gran ciclista que, cruzando la meta, levantó un dedo para dedicar su victoria a su malogrado cuñado “El Chava”, otro monstruo sobre la bicicleta que subía la montaña como nadie, realizando ataques increíbles en los puertos, lo que le hizo convertirse en ídolo de la afición.

Grande Carlos Sastre, que ha devuelto la ilusión por el ciclismo, uno de los deportes más sacrificados, a menudo injusto y desde hace tiempo herido de gravedad por el problema del dopaje. Esta vez el ciclismo ha hecho justicia. El ciclismo abulense y El Barraco, ese pueblo de ídolos del ciclismo vuelven a lo más alto, como casi siempre lo ha estado con ciclistas como Julio Jiménez, Esteban Martín, Ángel Arroyo, Jesús Hernández Úbeda, y los más recientes José María “Chava” Jiménez, Francisco Mancebo y Carlos Sastre. Podrían ampliarse los conocidos lemas de “Ávila del Rey”, “Ávila de los caballeros”, “Ávila de los leales” y “Tierra de cantos, tierra de santos” por “Ávila de los ciclistas”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s