La locura por volar

(Este post fue publicado originalmente el 4 de febrero de 2009)

Con este post quiero iniciar una serie de noticias que pasaron al olvido y que intentaré rescatar de los archivos de vez en cuando. Espero que os gusten.

El 4 de febrero de 1912 una multitud de curiosos se agolpaba junto a la Torre Eiffel en París. Todos estaban allí porque no querían perderse la osadía de Franz Reichelt.

Reichelt nació en Austria a mediados del siglo XIX, aunque posteriormente se trasladó a Francia, instalándose en París donde trabajó toda su vida como sastre.

Este sastre era un gran admirador de Leonardo da Vinci y tras mucho estudiar sus bocetos decidió crear una especie de paracaídas. Trabajó durante mucho tiempo en su taller y al final diseñó un modelo con el que pretendía volar.

Para probar su traje, decidió que el mejor lugar para probarlo era la Torre Eiffel, el edificio más alto del mundo en aquel momento.
Franz Reichelt pidió permiso a los responsables de la torre, los cuales, muy reticentes a la aventura del sastre pidieron una autorización de la policía, además de un documento en el que se declinase cualquier tipo de responsabilidad de lo que allí pudiese suceder.

La policía finalmente permitió a Franz Reichelt probar su traje especial.

El sastre hizo la primera prueba con uno de los maniquís de su taller. El pobre maniquí se estampó contra el suelo. El traje parecía no funcionar, pero Franz Reichelt no se dio por vencido. Alegó que lo que había fallado era el maniquí por ser un objeto rígido que no podía mover los brazos, así que para demostrar que el traje funcionaba decidió probarlo el mismo.

Aquella mañana de 1912 Reichelt subió a la primera planta de la Torre Eiffel. Tras unos instantes de titubeo se lanzó al vacío desde casi 60 metros de altura. El traje no funcionó y el osado sastre murió en el impacto con el suelo, aunque según las investigaciones había muerto durante la caída a consecuencia de un infarto…

Toda esta tragedia quedó registrada por una filmación de dos cámaras que ha quedado para la historia, conservada en el archivo British Pathe, que nos muestra los intentos del hombre por volar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s