La mujer más cruel de la historia

(Este post fue publicado originalmente en mayo de 2009)

En el anterior post, varias personas me preguntaron si esa noticia era real, claro que lo es, tan real como la vida misma. Ha habido opiniones de todo tipo, para algunos la chica es una alma caritativa, su peluquera ideal, para otros esa chica es un demonio.

Mi opinión es que peor era el chico que fue a atracar.

Os recuerdo la anterior noticia porque navegando por la red ayer di con una lista de las consideradas mujeres más crueles de la historia. No había prestado mucha atención al listado hasta que vi una imagen que me impactó:

Una miniatura de juguete representando a Elizabeth Bathory dándose uno de sus baños rejuvenecedores. Yo en mi ignorancia desconocía la biografía de tan célebre mujer y quizá lo que os cuente muchos ya lo sabíais, pero no deja de ser interesante.

Elizabeth nació en 1560, en el seno de una de las más importantes familias de Hungría. Su castillo se encontraba en Cachtice, ciudad situada en Eslovaquia. Un día propinó una violenta bofetada a la criada que la estaba peinando, con tan mala fortuna que ésta comenzó a sangrar y su sangre salpicó la mano de la condesa. Convencida de que el trozo de piel donde había caído la sangre se veía más lozano, decidió tomar baños de sangre humana para mantener su juventud y belleza eternamente. Este es el origen de la leyenda que cuenta que utilizaba sangre para fines cosméticos. A partir de este momento comenzó una orgía desenfrenada de asesinatos que duró más de diez años, durante los cuales sus criados recorrieron la región a la caza de jóvenes vírgenes, cuando no era ella misma la que las atraía al castillo con el señuelo de ser empleadas como sirvientas. Allí, las aldeanas eran encerradas en las mazmorras, a la espera de ser degolladas para que su sangre llenara la bañera de la cruel condesa. Cuenta la leyenda que fueron asesinadas más de 650 jóvenes.

Cuando al rey Mathias II le llegaron rumores de lo que en el castillo de la condesa estaba ocurriendo decidió actuar de inmediato. Ordenó que se investigara los hechos, no por los asesinatos sino porque si encontraban a Elizabeth Bathory culpable de brujería, todas sus posesiones pasarían directamente a él.

Tras comprobar que los rumores  eran ciertos se realizó un juicio. La “Condesa Sangrienta” como se la conoció a partir de entonces no compareció pero sus cómplices fueron ejecutados de forma cruel. Se les arrancó los dedos con tenazas al rojo vivo y después se les quemó vivos en la hoguera. A Elizabeth su condición nobiliaria le permitió escapar del verdugo, pero no salió indemne del proceso, pues como expiación de sus crímenes fue condenada a ser emparedada en su castillo, con tan sólo una diminuta rendija por la que le daban comida y agua donde murió cuatro años después.

Sólo una cosa más Elizabeth Bathory era familia lejana de Vlad Tepes, “El empalador”. De raza le viene al galgo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s