El tesoro del viejo granero

(Este post fue publicado originalmente el 21 de marzo de 2009)

A comienzos de los años 60 Ken Alexander era propietario de una pequeña empresa dedicada a equipos de sonido en Pensilvania. La empresa alquilaba equipos de música que utilizaban numerosos artistas para dar pequeños conciertos en escuelas de secundaria, bailes, ferias y festivales en toda la región. Ken Alexander solía viajar a diferentes lugares para instalar los equipos y dejar todo listo para que hubiese problemas técnicos. Además de todo esto, Ken Alexander a modo personal decidió hacer grabaciones de sonido de cada concierto.

Ken Alexander siguió acumulando grabaciones de música en directo hasta su muerte.

Con el paso de los años los rumores sobre la existencia de una colección de grabaciones inéditas de grandes artistas fue en aumento. Según se decía, en un viejo granero se almacenaban cientos de cintas con un valor incalculable.

Toda esta historia parecía haberse convertido en leyenda hasta que el verano del año pasado cientos de cintas fueron rescatadas de un viejo granero. Su dueño había adquirido la propiedad a los herederos de Ken Alexander y las cintas cuyo contenido ignoraba, estaban allí almacenadas como algo inútil.
Tras dar con el granero de forma casual, Richard Pittman, un productor de Los Ángeles compró todas las grabaciones y comenzó su restauración.

Debido a la antigüedad de las cintas, Pittman tuvo que buscar un reproductor de la época capaz de leer el soporte. Además, tuvo que adaptarlo para digitalizar y limpiar el sonido.

Aunque todavía o se han terminado de digitalizar las cintas, según Pittman hay más de 1.000 grabaciones, muchas de las cuales se conservan perfectamente a pesar de los 40 años que pasaron abandonadas en aquel viejo granero.Entre las mismas, hay directos de artistas como George Jones, Dolly Parton, Hank Williams Jr., Loretta Lynn, Johnny Cash, Roy Acuff, Tammy Wynette, Buck Owens y Charley Pride.

Las casas de subastas ya se frotan las manos ante semejante tesoro pero la colección de cintas podrían terminar en la Institución Smithsonian debido al valor histórico de estas grabaciones.

Esta es una bonita historia con un final feliz y para que nuestras grabaciones no queden olvidadas, los documentalistas seguiremos archivando…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s